Publicidad

A mando alzada: “La sicopatía de los políticos corruptos”.

Compartir

Por: Alejandro

Un lector de este portal de noticias remite apartes del interesante tratado del psiquiatra caleño Carlos E. Climent,  La Locura Lúcida, en la cual hace especial referencia a los políticos corruptos (casi todos). Suministra “herramientas para identificar y protegerse de aquellas personas con conductas disimuladas, que van por el mundo con el disfraz de la normalidad pero que en realidad sufren grandes trastornos mentales” (cita esta última de El País.com.co)

 

También propone (o recomienda) este mismo medio que  resulta de suma importancia  estar preparados para identificar y protegerse de los políticos “corrosivos” a fin de evitar caer en sus artimañas que todo lo destruyen sin mirar a quién o que arrastran con ello.

Lo dicho por Climent en su escrito hace pensar en algunas reflexiones sobre el comportamiento de algunos servidores públicos quienes solo aspiran a llegar a cargos oficiales con un solo propósito: enriquecerse.  Dicen que éstos se esmeran por capacitarse y formarse profesionalmente pero  no con el propósito de servir a la sociedad, sino con el fin de aprender a esquivar la Ley que los ponga tras las rejas. Mejor dicho se capacitan para hacer “torcidos” sin que les caiga la justicia encima.

Esta la nota referida de nuestro lector:

“El psiquiatra Carlos Climent, dedica una buena parte de su libro «La Locura Lúcida»-, al comportamiento y la sociopatía de los políticos corruptos”.

“Hay políticos extraordinarios, desgraciadamente la minoría, y mediocres que abundan más que en otras ramas del desempeño profesional. Los políticos, depredadores metidos de “servidores” públicos, son los privilegiados que por astucia, viveza, avaricia, ansia de poder, lagartería, influencias, promesas, suerte, herencia, inercia o cualquier otra razón terminan en posiciones de poder.

Tienen el común denominador de una actitud cínica, descarada, de desapego a la ley, tipificada en su norma de vida: “se permite la corrupción siempre y cuando sea dentro de ciertos límites”.

Los gobernantes fieles a su palabra son una rareza. Prometen maravillas cuando están en campaña. Para ellos, la imagen es todo y cuidan mucho de maquillarla. Acomodan (manipulan) lo que sea con tal de lograr que los elijan.

En el sentido estricto de la palabra, son antisociales disfrazados de funcionarios. Ningún otro personaje, de la amplísima gama de sociópatas camuflados, lo tipifica mejor que este “servidor” público».

*Encuentre y reciba más información de Cundinamarca uniéndose al fan page: 

https://goo.gl/13uuPz

*Espacio publicitario

Publicidad

Otras noticias

expresidente Álvaro Uribe Vélez
Las decisiones de la Colombia indefensa

Si usted tiene un pequeño supermercado de barrio y los amigos de lo ajeno lo visitan con frecuencia, le quitan

Nuevos protocolos para las protestas – jajaja

El Gobierno nacional y la cúpula de la Policía se encuentran muy concentrados realizando los estudios necesarios, para establecer las

Dilian Francisca Toro, Juan Carlos Pinzón, Colombia
“Y quienes son los nuevos ídolos”

Llegó la hora de cambiar todos los partidos políticos tradicionales. El país ya no resiste tantos hechos vergonzosos que lastiman

Salud, Colombia
¿Reforma o atraco?

Piensa mal y acertarás… Una reforma sanitaria a la tapada es un indicio que lleva a activar una protesta pública,

¡En guardia!

Yo que les digo… Ya que logramos repeler la agresión del GnoNal gracias a la CSJ, bien haríamos en no

“La inconformidad social está hirviendo”

Convocar a un paro nacional es un suicidio. Al país solo lo salva un gran acuerdo nacional. Las reformas: al