Publicidad

Carta del lector: El fin de botar el voto a la basura también es el fin del conflicto.

Compartir

Por: Alejandro

Si la intención es que las Farc usen la vía política en vez de hacer política sin armas, es necesario que se garantice la participación política, pues desde el principio del conflicto, este era uno de los puntos importantes que les llevó a tomar la vía armada.

Carta del lector:

Por Andreiev

Participación política:

Los acuerdos se enfocan en tres temas inmensos sobre la participación política, pero esto no se acuerda del todo como un hecho en la habana, lo que se hace es facultar a las leyes necesarias para eso, en tal caso:

Lo primero son las garantías para la participación política; la oposición, que no son solamente las Farc, por medio de una ley tendrán garantías, o sea, que no los van a matar, que no los van a secuestrar o desaparecer, que no se crearán más grupos paramilitares y se darán las posibilidades materiales para impedir esta creación, porque a hoy, oponerse es una actividad bastante peligrosa.

Existirá un sistema de seguridad para el ejercicio de la política, el cual investigará preverá y desarticulará cualquier forma de violencia contra quienes hacen oposición; por ejemplo, no pasará lo que ha pasado el día de ayer en Fusagasugá, cuando los opositores fueron agredidos por el partido imperante y tuvo que intervenir la policía para rescatarles con vida, aún así para ejemplos hay montones; en Sincelejo, o Buenaventura podemos encontrar referentes contemporáneos sobre esto, pues los lideres han tenido que huir de sus ciudades, esconderse y prácticamente por el solo hecho de opinar no han tenido más que orar por sus vidas.

El problema no es nuevo, en Colombia ha pasado una singular infinidad de veces esta situación y los muertos suelen ponerlos los opositores, también los heridos y los desterrados que ahora con delicadeza llaman “desplazados”, pero estos señores fenecidos no son políticos de izquierda necesariamente, allí también están los que se le oponen a las petroleras, a las minas, a la explotación ilegal de recursos naturales, los que cuidan los páramos y en general ese gran grupo de personas que salen a veces en noticias como “ambientalistas desaparecidos” o “profesores asesinados”.

Otro de los puntos importantes es la participación ciudadana, donde la meta principal es evitar la estigmatización, que los señores deslazados sean “malos” por andar mugrosos entre las calles de las ciudades buscando su sustento o se les tilde de “guerrilleros” por ser víctimas de las guerrillas y el paramilitarismo; así mismo, que los opositores no sean “guerrilleros” o “paracos” por el solo hecho de exponer sus ideas, aunque sean personas que jamás han tocado un arma en sus vidas, si bien, en el punto anterior, la intención era generar las garantías para participar políticamente, aquí la idea es poder escuchar diferentes puntos de vista, sin la necesidad de estigmatizar a cada individuo que expone sus ideas, pues es muy difícil hablar de política en un país donde todo es malo, nada es bueno y cada vez que alguien opina, otro le lanza una pedrada; para eso se abre un espacio en la tele, la radio y el lugar donde cada individuo pueda decir lo que tiene pendiente sin que le pase nada.

El tercer punto habla sobre la participación política y en un país donde los pocos, de las mismas familias gobiernan a los muchos.

Si tú, yo, él y todos los demás tenemos voz, no se tratará de elegir a blanco o a negro, tampoco de poner otro más para ser elegido; si queremos montar un partido político llamado “Cundinamarca incluyente por las panificadoras y pasteleras del territorio” y comenzar a ubicar concejales panaderos y pasteleros para que protejan la posibilidad de trabajar honestamente, de ser escuchados en los medios locales, como la radio o televisión sin tener que ser los poderosos potentados que pagan una millonada por 30 segunditos de afán, esto sea posible y no un sueño en conversación de ciudadanos, donde los mismos partidos, ponen a las mismas personas y a nosotros nos ponen a marcar X en las caritas de ellos, pero más allá, todo en la vida real sigue igual o se pone más jodido.

La pregunta para eso es ¿Cómo se hace? Y a renglón seguido está la respuesta, se va a crear una ley de garantías y promoción de la participación ciudadana, donde todo lo anterior en este punto tiene cabida, pero ¿Por qué se va a crear y no la hicieron ahí mismo? Porque no son las Farc y los negociadores los que deciden como se va a hacer, es la corte constitucional (que NO es el gobierno), pero si la que recibe las tutelas de las personas como tú, yo, él, cuando el hospital no trabaja, la eps no responde, entre un sinfín de situaciones y hace que todos estos que no trabajan o no responden se tengan que hacer responsables, pero entonces ¿Qué va a hacer esta Corte? Va a realizar las leyes de las que hemos venido hablando.

Eso entre otras cosas como el fortalecimiento de las veedurías para que las posibilidades de ser escuchados no se vuelvan un asunto de políticos tramposos y se sigan en lo mismo de siempre serán parte de este segundo punto.

Ahora, lo que a todo el mundo le da pánico “es que la guerrilla va a tener participación política sin ir a elecciones”, pues no es así tan, eso de entrada no es un hecho, pero así lo fuera, hablamos de un grupo que no alcanza al 5% de la opinión, entonces no es que vayan a cambiar el mundo por sentarse allí, pero la UP, que si había sido un gran pedazo de la sociedad izquierdista que no tenía armas y les mataron, no se han de quedar así, allí se está reparando a los líderes de izquierda que si ganaron las elecciones pero los mataron; ahora, no son para siempre, es una medida temporal, por dos periodos electorales van a dar 5 curules a senadores y 5 a representantes a la cámara, acabados estos dos periodos, o ganan las elecciones, o adiós y que les vaya bien.

Publicidad

Otras noticias

Machetá, Cundinamarca
En Machetá, Cundinamarca, equivocaciones que lastiman el alma

Los dramáticos días vividos por toda una comunidad luego de conocer lo que finalmente resultó ser un diagnóstico equivocado, fueron

Omar Orlando Ortiz, Fusagasugá, Cundinamarca
«A grandes males, grandes remedios»

Difícil situación vive nuestra humanidad y como líderes nos corresponde invocar a la solidaridad, fortaleza y cariño de nuestra sociedad.

Corrupción a todo nivel

Cuando la corrupción llega a niveles inferiores y los corruptos le dan patadas a la lonchera, afectando los proyectos de vida de la gente honrada.

Comuna Sur Occidental de Fusagasugá a amaneció sin el preciado líquido.

Reporte de ciudadanos que habitan este importante sector de Fusagasugá manifestaron amanecer sin agua; el daño sobrevino en una de

Denuncia Ciudadana, Fusagasugá, Cundinamarca
¿Arte u olvido de la historia de Fusagasugá?

CARTA DEL LECTOR. Desde la gloriosa victoria del 21 de octubre de 2018, donde 39.175 fusagasugueños le dijeron SÍ al

Alianza Gaviria - Rodríguez, Fusagasugá, Cundinamarca
Sobre la alianza Gaviria – Rodríguez en Fusagasugá, Cundinamarca

Nota del Editor. Un seguidor de los sistemas informativos www.noticiasdiaadia.com envía un escrito sobre lo que, desde su punto de