Publicidad

“Defender la Democracia garantizará no ser víctimas del populismo”

Compartir

Por: Alejandro

Hemos visto como han surgido movimientos populistas en diferentes lugares del mundo, incluso en Europa, que atentan contra la democracia y la garantía de las libertades. Colombia no ha sido la excepción.Desde el año 2007, cada 15 de septiembre, se viene conmemorando el Día Internacional de la Democracia, con el objetivo de promover y consolidar ese sistema político.

 

Opinión:

Por Martha Lucía Ramírez.

En la democracia, la sociedad civil juega un papel fundamental, como quiera que es ella quien define su propio sistema económico, político, social y cultural; y, por supuesto, sus mecanismos de participación, de conformidad con lo que la Constitución y la Ley definen para el efecto.  

Actualmente, hemos visto como han surgido movimientos populistas en diferentes lugares del mundo, incluso en Europa, que atentan contra la democracia y la garantía de las libertades. Colombia no ha sido la excepción.

Estos movimientos han surgido debido a políticas económicas  pobres, liderazgos políticos débiles y a una desconexión entre los partidos políticos tradicionales y la sociedad, de tal forma que los primeros no interpretan las necesidades e intereses de la segunda.

Por tanto, debemos tener conciencia de que el populismo es una forma de desmantelar instituciones, de valerse de la desesperación de la población y de desatar pasiones sin argumentos. El populismo y la democracia son contrarios. El populismo atenta contra los valores de libertad y respeto de los derechos humanos, empobrece, engaña, fomenta la corrupción y la ineptitud, enriquece a unos pocos y empobrece a la mayorías, limitando el desarrollo de los países y por ende condicionando el bienestar de sus ciudadanos.  

Pensando en el presente y en el futuro de Colombia mi contribución es trabajar para fortalecer la democracia representativa  y participativa, proteger su estabilidad, de tal forma que la sociedad colombiana no se dividida en cuanto a los elementos fundantes del Estado que hemos construido en más de 200 años de vida republicana,  para evitar abrir la puerta  al populismo.  

Soy una convencida del deber ético  con el que tenemos de trabajar hoy, para que nuestra generación, y las futuras de colombianos, tengan la oportunidad de vivir en un país próspero, seguro, justo, incluyente y en paz.

Cuando desde el Gobierno nos hablan de la paz, el deber es reconocer que el logro de la paz exige trabajo efectivo para desarrollar las políticas públicas que fortalezcan las instituciones del Estado que nos garanticen justicia, seguridad y cumplimiento de la ley.

Colombia requiere de un modelo de desarrollo que abra las oportunidades de educación, que impulse nuestras empresas y que garantice empleos y emprendimientos para todas las mujeres, jóvenes y hombres de nuestro país tanto en las zonas rurales como en las urbanas para cerrar definitivamente la brecha entre nuestras regiones.

Sólo así dignificaremos la vida de todos los colombianos como debe ser el objetivo esencial de las instituciones del Estado. Colombianos defendamos la democracia, defendamos la institucionalidad, no permitamos que el futuro de Colombia quede en manos de las Farc y hagamos de Colombia un país mejor. 

Publicidad

Otras noticias

expresidente Álvaro Uribe Vélez
Las decisiones de la Colombia indefensa

Si usted tiene un pequeño supermercado de barrio y los amigos de lo ajeno lo visitan con frecuencia, le quitan

Nuevos protocolos para las protestas – jajaja

El Gobierno nacional y la cúpula de la Policía se encuentran muy concentrados realizando los estudios necesarios, para establecer las

Dilian Francisca Toro, Juan Carlos Pinzón, Colombia
“Y quienes son los nuevos ídolos”

Llegó la hora de cambiar todos los partidos políticos tradicionales. El país ya no resiste tantos hechos vergonzosos que lastiman

Salud, Colombia
¿Reforma o atraco?

Piensa mal y acertarás… Una reforma sanitaria a la tapada es un indicio que lleva a activar una protesta pública,

¡En guardia!

Yo que les digo… Ya que logramos repeler la agresión del GnoNal gracias a la CSJ, bien haríamos en no

“La inconformidad social está hirviendo”

Convocar a un paro nacional es un suicidio. Al país solo lo salva un gran acuerdo nacional. Las reformas: al