Publicidad

Día del campesino, ¿realmente importan para los gobernantes?

Compartir

Por: Alejandro

Por estos días de efemérides para nuestros agricultores colombianos, bien vale la pena hacer algunas reflexiones en el entorno de lo que significan, primero para los demás ciudadanos y, segundo, para el gobierno en lo local, seccional y nacional.

 

Opinión:

Por Armando Ramírez Olarte

Mientras que naciones como China, Corea, Estados Unidos, entre otros, hacen manifiesto su interés por tener aquí sus terruños, y no pequeños, con el único y exclusivo fin de poder cultivar, producir y llevar hacia sus territorios los bienes agrícolas, previendo precisamente lo que desde ya es a futuro no lejano la seguridad alimentaria, en nuestro suelo patrio el descuido y el desinterés del gobierno hacia nuestros campesinos, no cesa.

Muy a pesar de que el Plan de Desarrollo y, los locales y seccionales, dicen que estamos en un país donde la vocación es eminentemente agrícola, lo que no es un secreto, no se avista una apuesta efectiva y eficaz por la agricultura, muy a pesar de que nuestro territorio es un verdor enorme y con mucha posibilidad para que se le eche una mano a nuestros campesinos, que conlleve un acompañamiento real del Estado con políticas serias y reales para ellos.

Países como Brasil lograron salir de su atraso, de su crisis, apostando por la agroindustria, pero ese tipo de ejemplos no importan a los gobernantes de turno, donde los intereses son otros, como la nominación y alcance del Nobel de Paz. No significa esto que la paz deje de tener importancia, lo que sucede es que no puede convertirse en la obsesión presidencial para que se dejen de lado aspectos importantísimos de nuestro desarrollo.

Si se valorara la declaratoria de Paisaje Cultural Cafetero como posibilidad de un verdadero programa de desarrollo, donde entran en juego aspectos culturales, sociales, tecnológicos, educativos, formativos, turísticos, otra sería la política de la locomotora minera; porque el desasosiego de nuestros pequeños y medianos caficultores es de tal magnitud ante el desinterés y abandono estatal, que las nuevas generaciones están perdiendo su arraigo e interés por el campo.  

De no menos importancia, el hecho de que nuestros campesinos tengan que salir a la calle a protestarle al gobierno de turno, primero, por su total desinterés hacia ellos y sus situaciones problemáticas, sino que como segunda medida deban hacerlo por el incumplimiento de sus acuerdos con el sector agrícola. Eso es muy diciente.

La importancia de los campesinos y agricultores para la ciudadanía y el país es mayúscula, no solo por su aporte desde la productividad y el sustento poblacional, sino también por lo que significan desde su tenacidad y orgullo y amor por su suelo, quizá como ninguno, ante lo que se impone un llamado al gobierno nacional, para que les mire de otra manera y les brinde un tratamiento diferente, acorde con su importancia  y el respeto que merecen. 

Publicidad

Otras noticias

expresidente Álvaro Uribe Vélez
Las decisiones de la Colombia indefensa

Si usted tiene un pequeño supermercado de barrio y los amigos de lo ajeno lo visitan con frecuencia, le quitan

Nuevos protocolos para las protestas – jajaja

El Gobierno nacional y la cúpula de la Policía se encuentran muy concentrados realizando los estudios necesarios, para establecer las

Dilian Francisca Toro, Juan Carlos Pinzón, Colombia
“Y quienes son los nuevos ídolos”

Llegó la hora de cambiar todos los partidos políticos tradicionales. El país ya no resiste tantos hechos vergonzosos que lastiman

Salud, Colombia
¿Reforma o atraco?

Piensa mal y acertarás… Una reforma sanitaria a la tapada es un indicio que lleva a activar una protesta pública,

¡En guardia!

Yo que les digo… Ya que logramos repeler la agresión del GnoNal gracias a la CSJ, bien haríamos en no

“La inconformidad social está hirviendo”

Convocar a un paro nacional es un suicidio. Al país solo lo salva un gran acuerdo nacional. Las reformas: al