Publicidad

Editorial: En camisa de once varas.

Compartir

Por: Alejandro

El Código Penal colombiano dispone en su artículo 414, relativo al prevaricato por omisión, una pena de 2 a 5 años de cárcel; una multa entre 10 y 50 salarios mínimos mensuales y una inhabilidad hasta de 5 años a todo aquel “servidor públicos que omita, retarde, rehúse o deniegue un acto propio de sus funciones”.

 

Red GES

El alcalde de Fusagasugá, Luís Cifuentes Sabogal, está enfrentado a esa pena, si prospera la denuncia que le entabló ante la Fiscalía, el ciudadano, Jaime Micán Díaz, quien considera que el mandatario local violó la norma que dispone los requisitos de infraestructura pertinentes para habilitar la inmovilidad de vehículos en su jurisdicción.

Aunque la irregularidad provenga de años atrás, no excusa al alcalde actual, pues, al momento de suscribir el convenio con la Policía de Carreteras, debió asegurarse que jurídicamente todo estuviera en regla.

O sea que si la Procuraduría investiga –vamos a ver—y le haya razón jurídica al demandante, el alcalde Cifuentes quien, entre otras cosas va para año y medio sin fu ni fa, puede ser imputado de prevaricato por omisión, con las consecuencias arriba señaladas.

Y el director general de la Policía, general Nieto Rojas, tampoco debiera quedarse tranquilo, pues, para el caso, también debiera revisar la legalidad jurídica de los contratos que firma, sobre todo los relacionados con las actividades de la Policía de Carreteras, una división de la institución, absolutamente corrompida.

No sería solo en Fusagasugá, en donde la Policía de Carreteras, en connivencia con las autoridades municipales, opera en forma sospechosa, pues, como lo dijera hace año y medio el entonces comandante en Cundinamarca, coronel, Otaín Rodríguez, “en las carreteras está la money pulpita»…

Esa apreciación del oficial, que no hace más que corroborar la escandalosa corrupción de la Policía de Carreteras, amerita que la Procuraduría le ponga especial atención a este caso y, por supuesto, de nuestra parte periodística, vamos a estar muy pendientes sobre la evolución jurídica de esta denuncia.

Publicidad

Otras noticias

expresidente Álvaro Uribe Vélez
Las decisiones de la Colombia indefensa

Si usted tiene un pequeño supermercado de barrio y los amigos de lo ajeno lo visitan con frecuencia, le quitan

Nuevos protocolos para las protestas – jajaja

El Gobierno nacional y la cúpula de la Policía se encuentran muy concentrados realizando los estudios necesarios, para establecer las

Dilian Francisca Toro, Juan Carlos Pinzón, Colombia
“Y quienes son los nuevos ídolos”

Llegó la hora de cambiar todos los partidos políticos tradicionales. El país ya no resiste tantos hechos vergonzosos que lastiman

Salud, Colombia
¿Reforma o atraco?

Piensa mal y acertarás… Una reforma sanitaria a la tapada es un indicio que lleva a activar una protesta pública,

¡En guardia!

Yo que les digo… Ya que logramos repeler la agresión del GnoNal gracias a la CSJ, bien haríamos en no

“La inconformidad social está hirviendo”

Convocar a un paro nacional es un suicidio. Al país solo lo salva un gran acuerdo nacional. Las reformas: al