Publicidad

“El narcotráfico y sus terribles consecuencias”

Compartir

Por: Alejandro

Las noticias para Colombia en el frente del narcotráfico son muy desalentadoras; el país lleva muchos años haciendo un esfuerzo enorme en materia económica, social y política para combatir la proliferación de cultivos ilícitos y por ende del narcotráfico, pero lamentablemente el consumo interno está creciendo en la misma medida en que la demanda externa aumenta exponencialmente.  Resulta desalentador el panorama, pues entendemos que estos panoramas no son casuales.

 

 Opinión:

Por Martha Lucía Ramírez.

Primero fue la decisión de hace un año largo de suspender en Catatumbo los programas de fumigación y también de sustitución de cultivo; resultado de ello, hoy vemos otra vez en el Catatumbo como confluyen todas las violencias en manos de las bandas criminales y de la guerrilla alrededor de la siembra y comercialización de cultivos ilícitos.

Hoy, esas percepciones se confirman en un informe de los Estados Unidos que reporta un crecimiento para el año 2014, en el área sembrada de coca, del 39%, calculando 112 mil hectáreas sembradas a nivel nacional, siendo esto una prueba que nos permite reconocer que la tendencia se revirtió y que hoy en día el aumento en el área sembrada de coca es absolutamente clara y que dicho proceso no nace hace unos pocos meses, sino desde hace 2 o 3 años atrás, justo desde el inicio de las conversaciones con las Farc.

La droga ha sido maldita para Colombia, nos ha acabado la economía, porque buena parte de toda la revaluación del peso obedece al lavado de activos producto del narcotráfico, ha acabado con valores dentro de nuestra sociedad, haciendo que familias enteras sufran por el narcotráfico, nos ha acabado la decencia en la política, porque hemos visto cómo el narcotráfico infiltró buena parte de las instituciones, y por supuesto ha sido el narcotráfico el motor con el que se mueven las organizaciones criminales y terroristas que afectan la seguridad social, política, jurídica y económica del país.

En Colombia no tenemos simplemente activistas sociales en una lucha política por el poder, a partir del narcotráfico grupos como las Farc, el ELN, los paramilitares y ahora las Bacrim han dado un viraje en sus intenciones, y ahora su lucha se concentra en mantener el negocio del narcotráfico vigente.

Son grupos Narco-terroristas; así los considera gran parte de la comunidad internacional, independiente de que tengan un origen guerrillero y quizás hayan buscado unas reivindicaciones sociales, su principal fuente de ingreso es el narcotráfico y su método es el terrorismo para mantenerlo.

¿Qué estamos viendo nosotros? Que estos grupos se están fortaleciendo económicamente otra vez, pasando de obtener 890 mil millones de pesos de ganancias del narcotráfico en el año 2011, a tener 1.7 billones de pesos el año pasado, y así ¿quién no está feliz en La Habana? Así, ¿quién no se dedica a pasar y gastar el tiempo y desgastar al Gobierno y desgastar a la sociedad colombiana sí es que al mismo tiempo, estos grupos terroristas se están llenando los bolsillos de dinero ilícito, a costa de las vidas de cientos de colombianos? Por supuesto, dinero que van a utilizar en recuperar sus frentes guerrilleros, en aumentar sus combatientes y en el remoto caso de un acuerdo de paz, en participar, de la corridilla politiquera del país.

Estas cifras deben dar cuenta de la necesidad de continuar con las aspersiones tanto en el Catatumbo como en todos los territorios donde se cultiven ilícitos, si bien el uso del Glifosato debe detenerse, es responsabilidad del Gobierno Nacional hacer frente a esta situación y buscar alternativas que permitan continuar con la fumigación aérea.

Tenemos todos los colombianos la obligación de luchar contra el narcotráfico exigiéndole al Gobierno que esta negociación no puede alargarse indefinidamente, con un grupo que se fortalece económicamente y que no ha dejado de ser lo que siempre ha sido, un grupo terrorista cuyo objetivo es acabar el sistema democrático que tenemos en Colombia.

Publicidad

Otras noticias

expresidente Álvaro Uribe Vélez
Las decisiones de la Colombia indefensa

Si usted tiene un pequeño supermercado de barrio y los amigos de lo ajeno lo visitan con frecuencia, le quitan

Nuevos protocolos para las protestas – jajaja

El Gobierno nacional y la cúpula de la Policía se encuentran muy concentrados realizando los estudios necesarios, para establecer las

Dilian Francisca Toro, Juan Carlos Pinzón, Colombia
“Y quienes son los nuevos ídolos”

Llegó la hora de cambiar todos los partidos políticos tradicionales. El país ya no resiste tantos hechos vergonzosos que lastiman

Salud, Colombia
¿Reforma o atraco?

Piensa mal y acertarás… Una reforma sanitaria a la tapada es un indicio que lleva a activar una protesta pública,

¡En guardia!

Yo que les digo… Ya que logramos repeler la agresión del GnoNal gracias a la CSJ, bien haríamos en no

“La inconformidad social está hirviendo”

Convocar a un paro nacional es un suicidio. Al país solo lo salva un gran acuerdo nacional. Las reformas: al