Publicidad

Exalcalde Jiménez endurece críticas a nueva PTAR para Fusagasugá.

Compartir

Por: Alejandro

Le parece que económica y técnicamente es altamente inconveniente.  Está obsesionado  con los cambios que el gerente de Emserfusa, Julián Duarte Castellanos, y el alcalde Luis Cifuentes Sabogal, le imprimieron al proceso de construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales contratada en el 2.014 por $11 mil millones (la nueva vale $47 mil millones es decir cuatro veces más). No lo han persuadido las explicaciones  recogidas en sesiones de socialización de proyectos y jornadas de rendición de cuentas; se encuentra tan convencido de lo que cuestiona que, incluso, ya solicitó investigaciones ante organismos oficiales como la Procuraduría.

 

La Entrevista.

Para César Jiménez Rubiano, ex alcalde de Fusagasugá, las cifras y argumentos técnicos que presenta y analiza pasando el cedazo profesional  que lo acompaña como ingeniero civil con especialización en manejo integrado del medio ambiente en varios claustros de formación superior, le dan peso suficiente para que sus opiniones sean de entera validez.

Tiene a su haber títulos de la Universidad de los Andes;  construcción de obras civiles de la Escuela Colombiana de Ingenieros Julio Garavito, estudios de posgrado en diseño y construcción de obras viales de la Universidad Nacional  de Colombia y diseño de plantas de tratamiento de aguas potable y residual de la Universidad Nacional del Perú, como también seminarios de actualización en tratamiento de aguas del Colegio de Ingeniería Sanitaria de este mismo país.

Algunas  de sus inquietudes  han sido conocidas a través de las redes sociales encontrando respuesta favorable a sus planteamientos.

Esos trazos desataron una cascada de comentarios la mayoría de ellos, hasta donde se pudo consultar, dándole la razón. Por eso noticiasdiaadia.com quiso entrevistarlo para conocer más de su “terca” posición.

Pero ¿con qué autoridad puede  él, destituido y sancionado, cuestionar, como lo hace, a la actual administración? Ese fue el interrogante con el cual se abrió formalmente la charla periodística en su oficina, casualmente vecina de las de la Procuraduría Regional en el centro de la ciudad.

“De las noventa y tantas acusaciones que me pusieron a través de varios mandaderos, preparadas por politiqueros locales, incluidos mi abogado y un  candidato a la Cámara, hoy me encuentro inhabilitado por más de cien años. Debo aclarar, eso sí, que ninguna de las acusaciones tiene que ver con malos manejos de dineros públicos ni la pérdida de plata de los fusagasugueños”, insiste.

“Por el contrario me convirtieron en la persona más perseguida en la historia de Fusagasugá y, tal vez, del país”, subraya.

En seguida, apoyado en gráficas y textos ordenadamente dispuestos en su PC, entró a resaltar los aspectos por los cuales considera que la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) que quiere implementar la actual administración, resulta inconveniente “por donde se le mire”.

No le han convencido las numerosas explicaciones entregadas por el gerente de Emserfusa, Julián Duarte Castellano, ni las del alcalde Luis Cifuentes Sabogal, en diferentes sesiones tanto de rendición de cuentas como de socialización de proyectos incluyendo algunos debates cumplidos en el Concejo Municipal.

En su momento Duarte Castellanos defendió la nueva propuesta (PTAR de lodos activados) indicando que es más moderna, más efectiva y que fue seleccionada y avalada por la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, CAR, (entidad que entrega muy buena parte de la financiación) asunto que, por sí solo, amerita el cambio según insiste vehementemente. (Ver: Emserfusa argumenta modificaciones a proyectada PTAR en Fusagasugá. )

Al otro lado  para Jiménez todo se trata de una maniobra nada clara  consentida por la CAR para lo cual acuden a razones o “argumentos absurdos”,  que para él no tiene  peso ni justifican los cambios sobre los cuales trabaja tanto el municipio como el contratista y la misma Corporación Autónoma.

En realidad se trata de una discusión muy técnica que resulta poco entendible para el común de la población.

Día a Día: Doctor César, ¿por qué dice lo que dice en las redes sociales?

César Jiménez Rubiano: Porque desafortunadamente Fusagasugá ya no tiene nada de decencia en sus oficinas públicas, con contadas excepciones porque hay que ser justo en eso.

En otras palabras confirmó lo dicho por él en las redes sociales para luego despacharse en amplia exposición que solo los expertos en la materia pueden entender; recalca en que no se explica cómo puede cambiarse una tecnología efectiva y barata por otra mucho más costosa, onerosa e innecesaria la cual “Fusagasugá, estoy seguro; nunca podrá pagar”.

“Además son máquinas que nunca pueden pararse; siempre tienen que estar funcionando”, insiste para subrayar que ello significa mayores costos los cuales deben ser asumidos por los usuarios fusagasugueños.

Consultando permanentemente los apuntes recogidos en su computador fue entregando sus observaciones.

En resumen sus observaciones son las siguientes:

-Uno de los principales inconvenientes consiste en los costos generales; la planta inicialmente aprobada (reactor anaeróbico de flujo ascendente conocido técnicamente como RAFA) tiene un valor de $11 mil millones y demanda costos mínimos de operación, incluyendo el valor de la nómina representada en dos o máximo cuatro operarios no calificados quienes se encargarían de vigilar que el proceso se cumpla de forma normal, principalmente que la tubería del sistema no se tape.

Con este modelo se trataría la totalidad de los 270 litros segundo de agua servida de Fusagasugá  los cual serían retornadas a las corrientes hídricas con una remoción superior al 98% para su posterior utilización en riegos u otras actividades sin ningún tipo de riesgos tanto para la población, como para la producción de alimentos (con la planta propuesta por la actual administración solo serían tratados 90 litros segundo con 19 mil millones en primera etapa, es decir quedarían sin purificar 180 litros segundo).

-El segundo sistema, cuyo costo asciende a $47 mil millones de pesos (es decir puede costar cuatro veces más) requiere de mínimo 10 personas calificadas con todo y su peso laboral. Se encargarían de vigilar que funcionen todo el tiempo las 3 plantas o bombas necesarias para “bombardearle” oxígeno al agua contaminada y retornar los lodos a la primera fase en un complejo y oneroso proceso de tratamiento.

Además,  a  los mismos costos debe agregarsele el mantenimiento de las bombas, el combustible, aceites y otros elementos requeridos por los motores.

También necesitaría una subestación eléctrica  y otros valores adicionales que, inevitablemente, saldrían del bolsillo de los consumidores.

Insiste César Jiménez, que con el sistema propuesto por la actual administración del alcalde Luis Cifuentes solo se tratarían 90 litros de aguas negras o servidas (Fusagasugá genera 270 litros segundo de aguas contaminadas para esta planta); quiere decir que por fuera del proceso quedarían 180 litros segundo que irían a parar a los mismos ríos en donde serán depositadas las aguas tratadas. En otras palabras volverían a contaminarse las aguas purificadas; se pierde todo el trabajo y la inversión. Es decir no se hace nada; para nada sirve todo el proceso.

En su opinión con todo lo anterior estarían actuando de manera irregular tanto la Alcaldía como Emserfusa sino la CAR y el contratista.

Considera que las posibles anomalías comienzan en el cambio o modificación del contrato, asunto que no se podía hacer y que puede comprometer al contratista.

“Es como si me contrataran para hacer una casa y termino haciendo un puente que no se necesita”, subraya, indicando que ese ajuste, en términos de dineros, no es aceptable por lo exagerado del aumento: más de cuatro veces. Además este, como se encuentra configurado, “es otro contrato, es otra obra”.

Carta de respuesta a la radicada por el exalcalde César Jiménez ante la Procuraduría Provincial de Fusagasugá solicitando se analice el nuevo contrato de la PTAR en el municipio.

Más inquietudes.

Los señalamientos de Jiménez no se limitaron a la PTAR sino que se extendieron a otros procesos; no le resulta claro el que por el mantenimiento del tanque de lavado  de filtros  de la Planta Central, presuntamente, se cancelen $174 millones cuando esa tarea se podría realizar con operarios de empresa lo cual no tendría costo alguno.

Tampoco acepta que, durante la anterior administración de Emserfusa (César Giraldo) se haya pagado $64 millones por dos pozos para sistemas de alcantarilla en la vereda Resguardos cuando en el mercado el costo es de, más o menos “y bien pagos” $3 millones.

Para Jiménez Rubiano es igualmente dudoso el hecho de que se cancelen $122 millones por el rediseño de las rutas de aseo cuando el actual sistema está operando bien; en otras palabras en un gasto inoficioso, injustificado e innecesario.

Como quiera que sea su inquietud sobre los cambios de PTAR no es aislada; se sabe que el concejal Gabriel Escobar también presentó un recurso ante la Procuraduría solicitando lo mismo que el exalcalde César Jiménez.

Este el oficio mediante el cual la Procuraduría contesta al concejal Gabriel Escobar convocándolo para fines relacionados con el tema.

El hecho de que la Procuraduría haya dado trámite inicial a las inquietudes tanto de Jiménez como de Escobar no significan, sin embargo , que ellos tengan razón.

Sí es de esperar que este caso sea motivo de numerosas publicaciones a lo largo de los próximos meses.

*Encuentre y reciba más información de Cundinamarca uniéndose al fan page:  https://goo.gl/13uuPz

*Espacio publicitario

Publicidad

Otras noticias

ladrones matan perro, Fusagasugá, Cundinamarca
Ladrones matan valeroso perro que no los dejó robar en Fusagasugá, Cundinamarca

Cuando los bandidos intentaron ingresar a la casa desató su furia contra los intrusos quienes, ante la imposibilidad de llevar

expresidente Álvaro Uribe Vélez
Las decisiones de la Colombia indefensa

Si usted tiene un pequeño supermercado de barrio y los amigos de lo ajeno lo visitan con frecuencia, le quitan

Incendio de bus en el Túnel del Boquerón entre Melgar, Tolima, y Fusagasugá, Cundinamarca
Incendio de bus en el túnel del Boquerón entre Melgar (Tol) y Fusagasugá, Cundinamarca

Por razones aún no conocidas un vehículo de transporte intermunicipal saltó en llamas en momentos que atravesaba el paso subterráneo.

recuperan moto robada, Girardot, Cundinamarca
Recuperan moto robada en Girardot, Cundinamarca

Al verse acosado por la Policía y ante la inminencia de su detención, el bandido prefirió dejarla abandonada a pocas

Enel-Codensa, Cundinamarca
En Cundinamarca Enel Codensa programa cortes de energía

Zipaquirá, Chía, Fusagasugá, Facatativá, Funza, Mosquera, Silvania, Yacopí, Topaipí, Tocaima, Ricaurte, Pacho, Villapinzón, Fosca, Cota, Sesquilé y El Colegio, entre

Álvaro uribe, expresidente, colombia
¡Últimas hora! En libertad Álvaro Uribe

La orden fue impartida por la juez 30 de control de garantías, Clara Jimena Salcedo, siguiendo un complejo proceso contra