Publicidad

#Fusagasuga ¿Qué se te viene a la mente al pensar en la juventud?

Compartir

Por: Alejandro

Yo la asocio con deseo, pasión, desborde. Representa esa etapa de la vida donde definimos la actitud frente a la autoridad impuesta por una familia o sociedad y nos atrevemos a andar por nosotros mismos. Hay una rebeldía necesaria que forma parte de conocerse a uno mismo y de distanciarse de lo heredado o lo dado para elegir con qué bloques construiremos nuestro camino.

 

 Opinión:

Por: Braian Andrés D’ Strucchi

Esta rebeldía inicial, tan necesaria para conocerse y para ser autor de uno mismo como un ensayo encierra dos posibles problemas: quedar encerrado en una anarquía eterna o vivir con la «libertad» de desafiar las reglas. Jaime Barylko resaltaba la importancia de cuestionar las reglas pero que luego debíamos asumir el desafío de seleccionar con qué reglas habríamos de regirnos.

La juventud, entendida como esta etapa de flexibilidad, de replanteo y de duda si bien comienza con la emancipación de uno con sus padres bien puede extenderse por el resto de la vida como una sana posición crítica ante los acontecimientos. Esta posición juvenil durante el resto de la vida podría ser lo que solemos llamar libre pensamiento.

En Segundo año de universidad acepté la invitación a sumarme a una estructura juvenil y debo reconocer que contra mi escepticismo ofreció múltiples recompensas. Sirvió para conformar redes de amigos y contactos, desarrollar técnicas de liderazgo y management, crecer como persona e intercambiar ideas. Ahora, en perspectiva, entiendo la importancia que tienen los espacios de juventud para ayudar a desarrollar el potencial de los jóvenes.

Ser joven tiene valor en potencia, y ésta radica en la posibilidad de aprender del error y trabajar para mejorar lo hecho por las generaciones pasadas. Podemos ser instrumentos para construir un futuro mejor o anclas al progreso.

Pero hay pocas cosas más peligrosas que pensar que nos merecemos algún trato preferencial por el mero hecho de tener juventud.

La juventud puede ser con su pasión y su espíritu crítico un motor de transformaciones fenomenales como lo fueron los estudiantes que llevaron adelante la Revolución de Terciopelo en la antigua Checoslovaquia llevando al fracasado partido comunista al final de su tiranía o la gloriosa juventud universitaria que en Argentina llevó adelante la Reforma Universitaria de 1918 y cuyo espíritu quedó retratado en el Manifiesto Liminar que mediante la pluma de Deodoro Roca ilustró la lucha por la libertad de la juventud ante la esclavitud intelectual. Ambos ejemplos del poder transformador de la juventud.

Aprovechar las oportunidades que ofrece la juventud depende de todos, no sólo de “nosotros” los jóvenes, sino también de todos aquellos que día a día contribuyen a nuestra formación y desarrollo personal y profesional.

 

Por: Braian Andrés D’ Strucchi

http://braian-dstrucchi.weebly.com/blog/archives/08-2015

Publicidad

Otras noticias

expresidente Álvaro Uribe Vélez
Las decisiones de la Colombia indefensa

Si usted tiene un pequeño supermercado de barrio y los amigos de lo ajeno lo visitan con frecuencia, le quitan

Nuevos protocolos para las protestas – jajaja

El Gobierno nacional y la cúpula de la Policía se encuentran muy concentrados realizando los estudios necesarios, para establecer las

Dilian Francisca Toro, Juan Carlos Pinzón, Colombia
“Y quienes son los nuevos ídolos”

Llegó la hora de cambiar todos los partidos políticos tradicionales. El país ya no resiste tantos hechos vergonzosos que lastiman

Salud, Colombia
¿Reforma o atraco?

Piensa mal y acertarás… Una reforma sanitaria a la tapada es un indicio que lleva a activar una protesta pública,

¡En guardia!

Yo que les digo… Ya que logramos repeler la agresión del GnoNal gracias a la CSJ, bien haríamos en no

“La inconformidad social está hirviendo”

Convocar a un paro nacional es un suicidio. Al país solo lo salva un gran acuerdo nacional. Las reformas: al