Publicidad

La agenda de negociación en La Habana no puede estar sometida a las presiones e imposiciones de las FARC

Compartir

Por: Alejandro

Tras la reanudación de las negociaciones con un nuevo ciclo de conversaciones, hace una semana, los colombianos nos encontramos a la expectativa de conocer los acuerdos sobre temas concretos y delicados, que han impedido la culminación del proceso, como la entrega de las armas, las condiciones del cese al fuego y hostilidades, las características de las zonas de concentración de los guerrilleros, los nuevos plazos y fechas a fijar –como lo manifestó el Presidente-, y la conformación del tribunal especial de paz.

 

Opinión.

Por: Martha Lucía Ramírez.

Sin embargo, cuando se creía que la agenda estaba definida y los diálogos se tornarían con mayor dinamismo en busca de no seguir prolongando la negociación ni mucho menos incumpliendo fechas, ahora las FARC retoman la vieja exigencia de indultar a alias “Simón Trinidad” como condición para el proceso de desarme.

No es sano que las FARC condicionen el desarrollo de la agenda y la evolución de los diálogos a un tema que ya ha sido discutido en repetidas ocasiones, frente al cual Estados Unidos, en cabeza de su enviado espacial al proceso de paz, Bernie Aronson, indicó que esa era una materia que “no está sobre la mesa”, cerrando la posibilidad de la liberación temporal o participación del jefe guerrillero en el proceso.

Debe recordarse que Simón Trinidad, fue extraditado a Estados Unidos en donde se le juzgó y condenó a una pena de 60 años por el secuestro de tres ciudadanos norteamericanos y por el delito común de narcotráfico. El señor Trinidad es responsable de delitos de lesa humanidad, y  no goza del perdón de sus víctimas; Keith Stansell, Marc Gonsalves y Tom Howes, quienes se oponen a su liberación[1], por lo que, de conformidad con las leyes de Estados Unidos, no es posible aplicarle indulto o liberación a través de conmutación presidencial por parte del Presidente Obama. 

En ese sentido, en el marco de la conmemoración a las víctimas y el día nacional de memoria, las FARC deberían comprender que en el caso de Simón Trinidad, no cuentan con el perdón de sus víctimas, y de esa manera dar fin a la controversia, la cual se ha convertido en un mecanismo para entorpecer el avance de las conversaciones, dado que la decisión de incluir a Trinidad como plenipotenciario no recae sobre el Gobierno Nacional.

Entre tanto, las dudas que suscita la obstinada postura de las FARC, nuevamente genera interrogantes frente a los roles en las negociaciones. ¿Quién establece las condiciones el Gobierno o las FARC? ¿Cuánto tiempo más se van a prolongar los diálogos si continúan enfrascados y reabriendo estas discusiones estériles?

Marta Lucía Ramírez de Rincón
Ex candidata presidencial Partido Conservador

*Encuentre y reciba más información de Cundinamarca uniéndose al grupo de facebook: https://www.facebook.com/groups/323051767900184/

Publicidad

Otras noticias

expresidente Álvaro Uribe Vélez
Las decisiones de la Colombia indefensa

Si usted tiene un pequeño supermercado de barrio y los amigos de lo ajeno lo visitan con frecuencia, le quitan

Nuevos protocolos para las protestas – jajaja

El Gobierno nacional y la cúpula de la Policía se encuentran muy concentrados realizando los estudios necesarios, para establecer las

Dilian Francisca Toro, Juan Carlos Pinzón, Colombia
“Y quienes son los nuevos ídolos”

Llegó la hora de cambiar todos los partidos políticos tradicionales. El país ya no resiste tantos hechos vergonzosos que lastiman

Salud, Colombia
¿Reforma o atraco?

Piensa mal y acertarás… Una reforma sanitaria a la tapada es un indicio que lleva a activar una protesta pública,

¡En guardia!

Yo que les digo… Ya que logramos repeler la agresión del GnoNal gracias a la CSJ, bien haríamos en no

“La inconformidad social está hirviendo”

Convocar a un paro nacional es un suicidio. Al país solo lo salva un gran acuerdo nacional. Las reformas: al