Publicidad

La Comisión de la Verdad, política o deslealtad.

Compartir

Por: Alejandro

No sabría cómo entender y masticar esta información sobre la Comisión de la “vulgaridad”, porque si miramos con fibra de línea delgada en una negociación de paz donde el Estado, por lograr la firma, está dispuesto a malgastar tiempo y dinero dando pasos falsos sobre esta Comisión.

 

Opinión:

Por Buendía.

Es claro que no nos lleva por ningún camino y simplemente volverá a levantar la ampolla de quienes por obligación colaboraron con el delito de las bandas delicuenciales por mera obligación, pues cabe anotar que el país estuvo en manos del hampa y, entiéndase bien, de ella hace parte las Farc.

Durante varios años vivimos con horror los largo días de la zona de distensión propuesta en su momento por el ex presidente Andrés Pastrana  Arango, que bien sabemos fracasó pero fue un paso necesario para lograr iniciar un proceso de pérdida sobre el falso manto que tiene la guerrilla ante el mundo, así años más tarde el presidente Álvaro Uribe lograría, con estos instrumentos, cosechar parte de la verdad contada a la comunidad internacional declarando que esos “animalitos” roedores del poder, dinero y narcotráfico en Colombia eran simplemente unos bandidos.

Es de ahí  parte mi punto de vista sobre pérdida de tiempo; bien sabemos con quienes tratamos en Cuba y es claro que la Comisión de la Verdad no puede tener ninguna carga jurídica que nos lleve a una posición que aclare el proceso de paz, sino, por el contrario, pensaría que es triste reconocer que el reo, en este caso el acusado, o una de las parte, el más desgraciado y  responsable de años a de atraso, pérdida, sangre y dolor en nuestro país tiene el derecho de juzgar o señalarnos.

Esto sería el reo que ordene a un juez cómo actuar y en última instancia declarar al jurado culpable de asesinato, extorsión concierto para delinquir, enriquecimiento ilícito, secuestro  y otro sinnúmero de delitos de los cuales son culpables sin lugar a duda pues hay más de 40 millones de testigos.

 

Es así como los colombianos estamos dispuestos a perdonar mas no a olvidar por darle paso a tan anhelada paz sin tanto rodeo, con más verdad y pantalones para los payasos sin calzones que no asumen sus errores y maltratos para con la patria y sus ciudadanos.

Publicidad

Otras noticias

expresidente Álvaro Uribe Vélez
Las decisiones de la Colombia indefensa

Si usted tiene un pequeño supermercado de barrio y los amigos de lo ajeno lo visitan con frecuencia, le quitan

Nuevos protocolos para las protestas – jajaja

El Gobierno nacional y la cúpula de la Policía se encuentran muy concentrados realizando los estudios necesarios, para establecer las

Dilian Francisca Toro, Juan Carlos Pinzón, Colombia
“Y quienes son los nuevos ídolos”

Llegó la hora de cambiar todos los partidos políticos tradicionales. El país ya no resiste tantos hechos vergonzosos que lastiman

Salud, Colombia
¿Reforma o atraco?

Piensa mal y acertarás… Una reforma sanitaria a la tapada es un indicio que lleva a activar una protesta pública,

¡En guardia!

Yo que les digo… Ya que logramos repeler la agresión del GnoNal gracias a la CSJ, bien haríamos en no

“La inconformidad social está hirviendo”

Convocar a un paro nacional es un suicidio. Al país solo lo salva un gran acuerdo nacional. Las reformas: al