Publicidad

La ley del embudo pensional

Compartir

Por: Editor

La mejor reforma pensional es derogar la ley 100 del 93. La realidad monda y lironda es que el actual esquema de seguridad social en Colombia está diseñado, tanto en el sistema privado como en el público, para que solo se pensione poca gente de la que llega a la tercera edad, y eso, si contó con la fortuna de engancharse y sostenerse desde joven en el sector formal de la economía, condición que solo se encuentra en empresas de cierta monta que usualmente operan en las principales capitales del país.

 

Opinión

Por: Octavio Quintero

Grupo GES

Fuentes: ENS – Internet

Esto es, los trabajadores de las zonas rurales y semiurbanas quedan en su mayoría excluidos del esquema, como también los del sector informal de la economía que en Colombia es tanto o más grande que el formal.

La condición señalada explica, en buena parte, la estadística que nos revela que solo el 38 % de la Población Económicamente Activa (PEA, — cerca de 8 millones), cotiza al Sistema General de Pensiones (SGP), de un lado; y por otro, que solo el 30% de la población mayor de 60 (un millón, 800.000 personas), tenga acceso a una pensión. El resto, más de 4 millones que pasa de 60, en su mayoría viven en alto riesgo, incluyendo los que están matriculados en el programa “Adulto Mayor”.

Este esquema, fruto de los remiendos coyunturales que desde el gobierno de Lleras Restrepo (1966-1970) se le vienen haciendo a la seguridad social, alcanzó su connotación de “Frankenstein” en el gobierno de César Gaviria (1990-1994) y su famosa Ley 100 de 1993, de la que fuera ponente otro famoso arquitecto del desbarajuste social: Álvaro Uribe Vélez, ambos expresidentes, ¡todavía!, trazándonos la ruta de “los mejores destinos nacionales”: ¡qué ironía!

Es decir, en manos de Uribe y Gaviria, progenitores políticos del actual presidente Duque, está la nueva reforma pensional que se viene cacareando: ¡Qué esperanzas!

Marco general

Podría afirmarse que el índice de pensionados de todo país con relación a su población de tercera edad, refleja exactamente la calidad de la política laboral que se practique… Por esto, resulta inexplicable la indiferencia que se observa entre los trabajadores activos con respecto a las sucesivas reformas pensionales que han venido denegando progresivamente los derechos fundamentales de la tercera edad… Es como si esta población no esperara llegar a la tercera edad o no necesitara llegar asegurándose una vida digna.

La mejor reforma pensional que pudiera hacerse hoy en Colombia, sería deshacer la reforma de la Ley 100 que le entregó al sector privado, para su propia pecunia, los billonarios ahorros de los trabajadores, dejando un desvalido sistema público que le chupa al Estado, es decir, a todos nosotros, 40 billones de pesos anuales, al día de hoy, para poder pagar la pensión de los más pobres.

Y, como dicen que “al pie del enfermo come el aliviado”, buena parte de ese subsidio estatal se queda en manos de los pensionados con las mesadas más altas: expresidentes, exministros, exgerentes de alto vuelo, exparlamentarios, exoficiales de las fuerzas armadas y de policía (de coronel ‘pa’arriba’); exmagistrados y otros miles de ex que no llegan a 90.000 (el 5% de todos los pensionados), pero que se quedan con la pulpa del marrano… es decir, el resto de pensionados, el 95%, algo así como un millón, 700.000, se queda, como dicen, “con el pecado y sin el género”

Dentro de este esquema, claramente antisocial, se están quedando con el pingüe negocio de las pensiones privadas los dos grupos económicos más poderosos del país dueños de los fondos Porvenir y Protección, duopolio que maneja el 70% de los recursos pensionales, avaluados hoy en día en 227 billones de pesos.

Propuesta sindical

En condiciones poco favorables a los intereses de la actual Población Económicamente Activa (PEA, cerca de 22 millones de personas), las centrales obreras CUT y CTC (¿dónde está la CGT?) han terminado un trabajo que presentan a la discusión pública, como alternativa de reforma pensional, a través de las dirigentes sindicales, María Doris González y Diana Gómez Cely.

La propuesta sindical está enriquecida con el tema sobre “las alternativas de protección social para los adultos mayores en condiciones de vulnerabilidad”, desarrollado por los profesores Santiago Castaño y Héctor Vásquez, porque, una cosa son los que alcanzan una exigua pensión y otra, la mayoría, que no alcanzan a pensionarse.

Las centrales obreras guardan la esperanza de que el presidente Duque cumpla su promesa de socializar este tema con el movimiento sindical, aunque poco a poco el país va confirmando en Duque la constante de todos los presidentes colombianos de decir y hacer dos cosas diferentes.

Se pregunta arriba “¿dónde está la CGT?”, central obrera que pasa por ser la más importante de Colombia; la que tienen en cuenta todos los medios a la hora de auscultar la opinión de la clase sindical con respecto a las políticas sociales del Estado, porque no aparece en esta propuesta conjunta de la CUT y CTC. Es como si la propuesta de reforma pensional respaldada por los empresarios se viera desmembrada entre grupos de industriales y comerciantes, por ejemplo.

Este esquema que, por alguna circunstancia curiosa mantiene a la clase laboral y pensional  dividida en “grupitos de a uno”, frente a una posición siempre monolítica de los empleadores, secundados a toda hoy por el Gobierno, hace de la política social de Colombia solo una teoría bien contada en documentos y contenida, como adorno, en la medula del Estados Social de Derecho que pregona la Constitución pero que, en la práctica, lo que se despliega en el día a día sea un Estado plutócrata en donde mandan los dueños del poder económico secundados por los representantes del poder político y, lo que viene a ser más deprimente, colectivamente hablando, a complacencia del pueblo que los elige y soporta.

Enlace relacionado:

PROPUESTA DE REFORMA PESIONAL DE CUT Y CTC

*Encuentre y reciba más información de Cundinamarca uniéndose al fan page:  https://goo.gl/13uuPz

*Espacio publicitario

Publicidad

Otras noticias

expresidente Álvaro Uribe Vélez
Las decisiones de la Colombia indefensa

Si usted tiene un pequeño supermercado de barrio y los amigos de lo ajeno lo visitan con frecuencia, le quitan

Nuevos protocolos para las protestas – jajaja

El Gobierno nacional y la cúpula de la Policía se encuentran muy concentrados realizando los estudios necesarios, para establecer las

Dilian Francisca Toro, Juan Carlos Pinzón, Colombia
“Y quienes son los nuevos ídolos”

Llegó la hora de cambiar todos los partidos políticos tradicionales. El país ya no resiste tantos hechos vergonzosos que lastiman

Salud, Colombia
¿Reforma o atraco?

Piensa mal y acertarás… Una reforma sanitaria a la tapada es un indicio que lleva a activar una protesta pública,

¡En guardia!

Yo que les digo… Ya que logramos repeler la agresión del GnoNal gracias a la CSJ, bien haríamos en no

“La inconformidad social está hirviendo”

Convocar a un paro nacional es un suicidio. Al país solo lo salva un gran acuerdo nacional. Las reformas: al