Publicidad

Y ahora, ¿cuántos muertos por cuenta de Cafesalud?

Compartir

Por: Alejandro

Se ha dicho con insistencia que el problema de la salud en Colombia es estructural, lo que sugiere soluciones serias, de raíz para enfrentar la dificultad, hechas a la medida de la vida y no de la muerte, dado que son cientos de miles de colombianos que sufren el drama diario de las desatenciones, de las inadecuadas respuestas de algunos funcionarios y de los llamados paseos que terminan en los cementerios.

 

Opinión

Por: Armando Ramírez Olarte

El sistema de salud colombiano, si acaso como tal se puede tener, ha hecho pasar muy dolorosos y duros momentos a cientos de miles de familias colombianas por cuenta de algunas EPS entre las que se cuentan  Saludcoop y Caprecom, no solo porque pusieron muchos muertos por cuenta de sus desatenciones médico asistenciales y pésima prestación del servicio, sino además porque colateralmente llevaron a los colombianos a congestionar los despachos judiciales con tutelas, que eran justas y necesarias.

Ahora, la historia no parece ser diferente, la EPS Cafesalud, que aprendió lo que no debía de sus hermanas en liquidación, anda cual oveja descarriada por los mismos caminos que ya en nuestro país las EPS debían desandar: generar dolor por cuenta de que se niegan citas médicas con especialistas, tratamientos, exámenes, cirugías, medicamentos y, en general, todo tipo de atención médica, asistencial no sólo para subsidiados, también para contributivos, porque no tienen red pública, o sea, no hay quien les preste servicio, debe ser porque no pagan. 

Todo esto sucede, acontece, no precisamente a las espaldas del gobierno nacional, que sólo parece estar interesado en los diálogos de La Habana, el plebiscito, la paz, como si precisamente de esta última no constituyera y no fuera parte un buen sistema de salud, una adecuada atención de parte de las EPS sobretodo, cuando desde el ministerio de salud y la supersalud se debiese hacer todo para que aquellas cumplan con lo más elemental para los afilados: exigir de estas entidades respeto por la vida de los colombianos niños, jóvenes, adultos y personas mayores.

No menor es la responsabilidad de los congresistas, de quienes se dice, que algunos hacen parte de las mal llamadas Empresas Promotoras de Salud-EPS- por cuenta de su participación accionaria a través de terceros, o porque son dueños bajo la sombra o, porque han cedido al coqueteo económico que se ofrece a la hora del debate sobre el caos de la salud en Colombia en los recintos legislativos.

A todas estas, ¿será que los colombianos nos vamos a ver envueltos en otro conteo diario de los paseos de la muerte, de la falta de entrega de medicamentos, de práctica de tratamientos o de exámenes que originan complicaciones en los pacientes y que conlleva más muertos en nuestro país, ahora por cuenta de la EPS Cafesalud?, o será acaso, ¿que las vidas de muchos de nuestros compatriotas se podrá salvar, por la intervención adecuada y oportuna del ministro de la salud y el superintendente de salud?

El servicio de salud en Colombia es público, y debe prestarse de manera eficiente, eficaz, oportuna y pronta, de tal manera que se cumplan los fines del Estado a la manera que lo estatuye el artículo 2 constitucional, que conlleve la realización del artículo 11 de la misma Carta; la vida es inviolable y, para ello, la participación coherente del gobierno de turno, se hace imprescindible.

*Encuentre y reciba más información de Cundinamarca uniéndose al fan page: 

https://goo.gl/13uuPz

*Espacio publicitario

 

 

Publicidad

Otras noticias

expresidente Álvaro Uribe Vélez
Las decisiones de la Colombia indefensa

Si usted tiene un pequeño supermercado de barrio y los amigos de lo ajeno lo visitan con frecuencia, le quitan

Nuevos protocolos para las protestas – jajaja

El Gobierno nacional y la cúpula de la Policía se encuentran muy concentrados realizando los estudios necesarios, para establecer las

Dilian Francisca Toro, Juan Carlos Pinzón, Colombia
“Y quienes son los nuevos ídolos”

Llegó la hora de cambiar todos los partidos políticos tradicionales. El país ya no resiste tantos hechos vergonzosos que lastiman

Salud, Colombia
¿Reforma o atraco?

Piensa mal y acertarás… Una reforma sanitaria a la tapada es un indicio que lleva a activar una protesta pública,

¡En guardia!

Yo que les digo… Ya que logramos repeler la agresión del GnoNal gracias a la CSJ, bien haríamos en no

“La inconformidad social está hirviendo”

Convocar a un paro nacional es un suicidio. Al país solo lo salva un gran acuerdo nacional. Las reformas: al